jueves, 16 de enero de 2014

Análisis de la primera vuelta: Hay dudas, pero estamos a tiempo

Termina la primera vuelta de la competición de segunda división y la UD Las Palmas nos deja unas sensaciones agridulces. Tan pronto hace un buen partido como decepciona tremendamente tan solo siete días después. A pesar del mal juego y debilidad desplegado a lo largo de este tramo de liga, el equipo sigue con los objetivos intactos. La categoría está muy igualada dicen algunos, otros opinan que es tremendamente mediocre. Opiniones hay muchas, pero los datos están ahí, y éstos reflejan que este año tiene 2 puntos menos que a estas alturas de la temporada pasada. En la estadística goleadora ha  marcado 8 goles menos, y hasta en 8 partidos no ha sido capaz de marcar un solo gol. El único dato positivo es que parece que ha conseguido ser un equipo más serio en defensa, algo muy importante en esta categoría, pues ha encajado 22 goles en 21 jornadas, lo que supone 7 menos que el pasado año. El ascenso directo en la 2012-2013 lo teníamos a 5 puntos de distancia y existía un líder muy destacado como era el Elche, que marchaba disparado hacia Primera. Esta temporada el liderato está a sólo 2 puntos, pero existen muy pocas diferencias ya que en apenas 4 puntos conviven hasta 11 equipos. Esto depara cambios en la zona de play off cada jornada, y ganar o perder te puede llevar de la zona de ascenso al centro de la tabla en apenas un par de jornadas.
Por lo tanto, ¿está el equipo dejando escapar una oportunidad única de destacarse del resto? En Crónicas en Amarillo creemos que sí. Desde el Club se nos vende que estamos dentro del objetivo marcado, y que no hay motivos para alarmarse. Esta autocomplacencia no puede llevar a nada bueno. Se acerca el momento clave de la competición, en dónde  se van a empezar a definir los distintos grupos dentro de la categoría, los que lucharán por el ascenso directo, los que se ilusionarán con la promoción, los que vegetarán en medio de la tabla y los que sufrirán por salvarse. En teoría hay equipo para estar entre los primeros, pero hay que empezar a demostrarlo desde ya, tanto en juego como en resultados.
Es el momento que Lobera demuestre que está capacitado para llevar al equipo a Primera este año, porque hasta ahora, a dejado muchas dudas. Juega bien a ratos, pero necesita mostrarse mucho más fuerte en casa, donde debería llevar siempre la iniciativa. Ganando en casa, se puede ser más cauto fuera, y jugar al contragolpe, pero para ello no se puede escapar ningún punto del Gran Canaria. Hay sistemas más allá del inamovible 4-2-3-1 del míster aragonés, que demuestra tener poca cintura a la hora de variar según las necesidades del equipo durante los partidos. Pocas veces acierta en los cambios y nunca varía el sistema, sea cual sea el resultado. Otro factor a mejorar son las jugadas a balón parado, tan importantes en esta categoría, y prácticamente inexistentes en la UD.
Por otro lado, hay jugadores que no están rindiendo como se esperaba de ellos. Algunos nombres propios como Aranda, Momo, Mayor o Tato, por nombrar los casos más flagrantes, no tienen sitio en este equipo. Es evidente que la rigidez económica prima sobre todas las cosas, pero el frente de ataque urge que sea reforzado. Esperemos que no lleguen inventos del estilo Andy Pando. Si no hay posibilidad de fichar nada decente en el mercado invernal, debemos recordar a la secretaría técnica que tenemos un filial que se está saliendo en la división de bronce.
En fin, ojalá dentro de otras 21 jornadas estemos aquí hablando de la celebración en la Plaza de la Victoria y de la vuelta del equipillo amarillo a los grandes ruedos de Primera. Pío pío!!

Jugadores Aranda Mayor Momo Tato

No hay comentarios:

Publicar un comentario