domingo, 5 de enero de 2014

Regalito de Reyes al Mallorca

Con esta UD no duran mucho las rachas de alegría. Si gana un partido, decepciona en el siguiente. Si juega bien una parte, lo hace de pena en la segunda. Y si tiene un partido encarrilado, se complica la vida para no acabar sumando 3 puntos. Esto último fue lo que ocurrió el sábado en el Gran Canaria, con un partido ganado por 2-0 en el minuto 49 y que se deja empatar en apenas 18 minutos. Por experiencias anteriores, no recuerdo que equipos tan frágiles de moral y tan irregulares hayan subido directo. Probablemente suene la flauta y nos clasifiquemos para el play off, plantilla para eso hay de sobra, pero en una doble eliminatoria pasan los equipos fuertes, listos y bien dirigidos desde el banquillo.
 
Centrándonos en los visto ayer en el Gran Canaria, podemos hablar de una primera parte que ya nos empieza a sonar, el equipo sale con buenas intenciones, combina bien y perdona alguna que otra ocasión. Barbosa salva los muebles un par de veces y llega un gol a favor. Masoud en el minuto 21 culmina un contragolpe alojando el balón en la escuadra de Miño. Entonces el equipo incomprensiblemente recula.
 
En el descanso Oltra mueve el banquillo e introduce en el campo al incombustible Víctor Casadesús. Sin embargo, es la UD la que anota el segundo gol tras una sorprendente subida al ataque del central Aythami. Para cualquier otro equipo esto sería sinónimo  de partido cerrado, pero Las Palmas se empeña siempre en lo difícil. Al minuto siguiente una jugada mal defendida y el Mallorca se mete en el partido otra vez con un gol de ex-tineferñista Alfaro. A partir de este momento el equipo bermellón toma el mando del encuentro. En baloncesto, el entrenador local pediría un tiempo muerto para redefinir ideas, tomar aire y enfriar la reacción contraria. En fútbol, cualquier entrenador que sepa leer los partidos durante el transcurso del mismo, movería sus piezas del banquillo para cambiar la inercia del juego. Pero Lobera no, y ahí demuestra partido tras partido que quizás el timón de esta nave le queda un poco grande. Mientras Oltra le gana la batalla táctica claramente y ve como es capaz de empatar un partido que tenía perdido, el técnico amarillo permanece impasible en la banda, y cuando el partido agoniza realiza un esperpéntico cambio quitando a los dos mediocentros. Si pretendemos que Asdrúbal solucione la papeleta en 5 minutos mal vamos, y el chiquillo casi lo consigue pues gozó de una buena oportunidad. En el descuento penalti claro sobre Nauzet no pitado y fin del partido.
 
Total, nueva decepción para la hinchada del Gran Canaria. Esta vez se vistieron de Reyes Magos pero el regalo no era para la sufrida parroquia amarillo, sino que fue un puntito que vuela para las Baleares.

UD Las Palmas 2 RCD Mallorca  2
Barbosa Miño   
Angel Kevin
Aythami Artiles Miguel García 46 Victor
Deivid Nunes
Dani Castellano Bigas
Apoño 85 Javi Castellano Thomas
Vicente Gómez 85 Asdrúbal Álex Moreno
Nauzet Alemán  Álex Vallejo 58 Riverola 
Valerón   Nsue
Masoud Alfaro
Aranda 64 Chrisantus Geijo 81 Hemed

Goles:
1-0  min  21: Masoud.
2-0  min  49: Aythami Artiles
2-1  min  51: Alfaro
2-2  min  68: Álex Moreno

Árbitro: Daniel Ocón Arraiz, comité riojano.

Asistencia:  10.440 espectadores

No hay comentarios:

Publicar un comentario