domingo, 1 de junio de 2014

RCD Mallorca 2-0 UD Las Palmas: la "mejor plantilla" de la categoría hace otra vez el ridículo.

Otro naufragio, ahora en Mallorca.

 
Lo visto ayer sobre el césped pone de manifiesto la igualdad de la categoría, dos equipos penosos, solo que uno de ellos le pone ganas y el otro se esconde sacando a relucir sus defectos, que en realidad son tantos como el del contrario pero que los goles disimulan.
 
Ya no está Lobera, ¿a quién le echarán la culpa ahora de la derrota? Lamentable actitud de los jugadores, la mayoría de ellos no estuvieron ni a la altura del escudo.
 

La aburrida primera mitad de UD Las Palmas.

 
Le ganó la partida el entrenador de cadetes al de juveniles, que eran los puestos que ocupaban en sus respectivos equipos Olaizola y Josico hasta hace pocos días. La supuesta solidez defensiva que había anunciado el nuevo entrenador amarillo brilló por su ausencia, a no ser que con ella se refiera a no encajar ningún gol, objetivo que consiguió durante los primeros 45 minutos, más fruto del desacierto Mallorquín que del  orden amarillo, pues dispusieron de varias ocasiones los bermellones para ponerse por delante en el marcador durante la primera mitad.
 

La segunda parte del esperpento.

 
Tras finalizar la primera parte en que todas las oportunidades fueron Mallorquinas, recién comenzada la segunda el enésimo saque de esquina lanzado por el equipo local hizo que Nsue rematara de cabeza a placer en el segundo palo y dentro del área pequeña, ni eso defendemos bien. Otra contribución de Ángel a los goles del contrario, como ya sucedió contra el Recre. El segundo gol vendría doce minutos después ante la falta de reacción amarilla,  que pierde un balón en el centro del campo y en dos toques se ponen los Baleares en el área de Barbosa al que fusilan delante de su paupérrima defensa que asiste como espectadores al gol pues 4 defensores amarillos no son capaces de parar a Hemed.
 
El "poder ofensivo" amarillo se resume en dos tiros a puerta cuando ya se perdía 2-0, uno de lanzamiento de falta de un desconocido Nauzet que ni fue entre los tres palos y otro un remate de Aranda delante de una poblada defensa que paró el portero.
 

Los jugadores amarillos.

 
En cuanto a los jugadores,  hizo lo que pudo Barbosa que paró varios tiros a puerta pero dudó en salir en el primer gol quedándose a medias. Momo lo intentó por su banda, pero sin ayudas ni desmarques delante suya, optó ya la segunda parte por no penetrar y se terminó contagiando de la desidia de sus compañeros. La pareja de ataque Aranda y Mayor es como si hablasen idiomas distintos, no hicieron ninguna combinación juntos. ¿De verdad está por delante Mayor a  Asdrúbal o Héctor?.
 
Cuando llega un nuevo entrenador y rompe con las alineaciones habituales, lo que se espera es que los nuevos convocados a titulares salgan con hambre de gol o cuanto menos de lucha, pero nada más lejos de la realidad ayer, la revolución en la alineación solo puso de manifiesto por qué algunos jugadores no pasaban de la grada con Lobera. Parece que hay jugadores tan anodinos que no se estimulan con nada, es por ello que el run run que tanto suena entre la afición de que no quieren subir, pues son conscientes de que muchos no entrarían en un proyecto en primera división, cada vez resulta más difícil desmentirlo.
 

El nuevo entrenador amarillo.

 
Josico no se levantó del banquillo durante el encuentro ni para ver en qué dirección soplaba el viento, por favor que alguien le diga a este chico que ahora es entrenador y no un jugador suplemente, que se espera de él como mínimo que se ponga de pie y de instrucciones desde la banda durante los 90 minutos. Y luego no mejora el nuevo míster amarillo en la rueda de prensa, donde no se le ocurre otra cosa que decir que el equipo estaba bien plantado y que le había gustado ¿nos toma el pelo o piensa que la afición amarilla es nueva en esto?, al menos Lobera era sincero cuando presenciábamos un desastre como el de ayer. Y aunque las comparaciones son habitualmente odiosas no nos queda más remedio que recordar que a Lobera se le criticaba el realizar cambios tardíos durante los partidos, pues bien ayer nuestro nuevo míster hizo entrar en el campo a Vicente por Momo en el minuto 88. Desquiciante es lo más suave para calificarlo.
 

Más de lo mismo  y ya no hay tiempo para mejorar.

 
En resumen, UD Las Palmas fue un equipo vulgar, sin alma, triste, penoso, arrugado, que jugaba a verlas venir y agazapados atrás a esperar Dios sabe que. ¿De verdad pretende alguien hacernos creer que así se presenta un candidato a ascender? Igual que la temporada pasada, si entramos será de rebote, pero para hacer el ridículo en la promoción mejor no jugarla.
 
RCD Mallorca 2
UD Las Palmas 0
Aouate
Barbosa
Ximo
Galán 60 Valerón
Nunes 23 Kevin
David García
Agus
Aythami
Bigas
Ángel López
Nsue 50 Brandon
Javi Castellano
Thomas
Apoño
Martí
Nauzet Alemán
Alex Moreno
Momo 87 Vicente Gómez
Alfaro 80 Iriney
Máyor 60 Chrisantus
Hemed
Aranda

Goles:
1-0  min 48: Nsue
2-0  min 60: Hemed

Árbitro: Arcediano Monescillo, comité Castilla La Mancha.

Asistencia:  15.000 espectadores en el estadio Son Moix (publicitariamente Iberostar Estadi)
 
Aficionados amarillos en Son Moix
Se vieron aficionados amarillos en Son Moix

2-0 Resultado inapelable
El marcador reflejaba un resultado inapelable

Mascota del Mallorca
Divertía mas UD a la afición Mallorquinista que su propia mascota
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario