martes, 30 de septiembre de 2014

CD Tenerife 2-1 UD Las Palmas: el líder se la pega donde siempre.

Eligió un mal día la UD Las Palmas para hacer su peor partido, de largo, de esta temporada. Salió encogida al Heliodoro y la factura son ya 14 temporadas sin ganar en la isla picuda.
Un CD Tenerife ordenado y con mucha más garra que los amarillos fue suficiente para desarbolar todo el entramado de los de Paco Herrera.

Primeros minutos esperanzadores.

Sin embargo, todo había empezado muy bien para la Unión Deportiva, cuando en el minuto 13 Araujo le come la tostada a un defensa del Tenerife, encara el área como una exhalación y cede el balón para que Momo la reviente a la escuadra de Roberto. En otros encuentros y en esta situación, Las Palmas habría dominado la pelota y desesperado al rival, pero en este partido priman otros factores, y el factor emocional lo pusieron los chicharreros.
Sólo 13 minutos después el asunto cambió por completo. En el enésimo saque de esquina de los blanquiazules, Araujo la peina hacía atrás en el primer palo y despista a Raúl, que ya había fallado minutos antes en un jugada idéntica. A partir del gol del empate, el Tenerife se fue para arriba y la parroquia amarilla solo deseaba llegar al descanso cuanto antes, porque se veía lo que nos venía encima, con la esperanza de que Paco Herrera ordenase el equipo.

En la segunda parte una Unión Deportiva irreconocible.

En el descanso, Herrera decidió sacar a un lateral izquierdo puro para situar a Ángel en su banda natural, pues Suso le estaba haciendo un traje con cada balón que cogía.
No pudo empezar peor la segunda mitad, a los 3 minutos, y tras una defensa muy floja, llegó el segundo del Tenerife. A partir de entonces, la UD fue un querer y no poder. El equipo chicharrero se dedicó a hacer el partido que le convenía y de los amarillos no se tuvieron noticias.  Dubitativo Raúl, flojos en defensa, espesos en el medio campo y el chino sólo arriba como una isla.

Afición amarilla desplazada a Tenerife
 

Las claves de la derrota.

En el centro del campo el trivote se hundía, no conseguía hacerse con el partido, no controlaba el balón, ni hacía bien la transición de ataque a defensa.
El máximo artillero amarillo, era un naufrago arriba al que no le llegaban apenas balones.
Las bandas amarillas eran desbordas una y otra vez, especialmente la izquierda defendida por Ángel, que sin ayudas en defensa se vio superado por Suso, el cual tenía una autopista por ese lado por la que no paró de crear peligro.
Unión Deportiva no empleó esas armas que tan buen resultado le han dado este comienzo de temporada: Presión, anticipación y robo de balón con salida rápida al ataque. Echamos de menos la presión en toda la cancha, la defensa solidaria de los 11 que defienden y basculan, y los robos de balones eran más por parte tinerfeña que grancanaria, estos se adelantaban  a las intenciones de los amarillos cuando intentaban dar un pase con criterio en el centro del campo, desarbolando casi cualquier intento de ataque rápido de los hombres de Paco.
Y los tres cambios no mejoraron el oscuro panorama, que a falta de 30 minutos  para finalizar no parecía que despertase al equipo de esa pesadilla que parece repetirse cada vez que pisa en competición oficial el Heliodoro en los últimos 13 años.

El circo extradeportivo.

Por parte de algunos, el derbi va camino de convertirse en un circo más que en un encuentro de máxima rivalidad futbolística regional. En este sentido se pudo ver tifos de escaso gusto en las gradas, haciendo referencia y mofa del desgraciado final del partido contra el Córdoba en que Unión Deportiva perdía el ascenso. Mención especial a algún periodista tinerfeño vestido en cabina de retransmisión con la camiseta del Córdoba, lo cual sin duda y a nuestro juicio pone en entredicho su profesionalidad.
Periodista tinerfeño con camiseta del Córdoba en cabina
Fuente: @ruymanalmeida

Tifo del CD Tenerife para el derbi
 

Y a partir de ahora.

La floja respuesta del conjunto grancanario en el primer test exigente de la temporada llevó la decepción para los casi 2.000 seguidores amarillos desplazados a la isla vecina, pero queda el consuelo de que se mantiene el liderato a pesar de la derrota. Esperemos que solo haya sido un accidente porque vienen curvas en el calendario, Sporting y Betis son palabras mayores. Toca corregir errores y pensar ya en hacer un gran partido el próximo sábado ante el Sporting de Gijón en el Gran Canaria.

CD Tenerife 2
UD Las Palmas 1
Roberto
Raul Liozain
Moyano
David Simón 46 Christian
Carlos Ruiz
David García
Albizua
Aythami
Cámara
Ángel López
Aitor Sanz
Javi Castellano
Vitolo
Hernán
Cristo 75 Maxi Pérez
Roque Mesa 55 Vicente
Suso
Momo 60 Guzmán
Guarrotxena 65 Ricardo León
Nauzet Alemán
Aridane 79 Uli Dávila
Araujo

Goles:
1-0  min 13: Momo
1-1  min 27: Araujo en propia puerta
2-1  min 47: Cristo Martín 

Árbitro: Burgos Bengoetxea, comité vasco.

Asistencia:  17.064 espectadores en el estadio Heliodoro de los cuales 2.000 eran grancarios.

No hay comentarios:

Publicar un comentario