jueves, 12 de marzo de 2015

UD Las Palmas también cantera de entrenadores

Este lunes se producía la inevitable destitución de Josico como entrenador de Las Palmas Atlético, según comunicó Tonono, Director de Formación de la entidad amarilla. En el club preocupaba mucho la situación clasificatoria del equipo que tras su decimocuarta derrota se queda a cinco puestos de la salvación y cuatro de la promoción de permanencia, por ello desde hace varias semanas se barajaba un cambio en el banquillo que todo el mundo veía venir.
 

De jugador a ojeador y de ahí a los banquillos.

Desde que Josico colgara las botas entró a formar parte del cuerpo técnico de UD Las Palmas como ojeador de equipos rivales en la temporada 2011-2012, continuó también en la siguiente hasta que en la 2013-2014 se hizo cargo del juvenil C. Al final de temporada pasada sorpresivamente el club le da la responsabilidad a Josico junto a Javi Guerrero de hacerse cargo del primer equipo tras la destitución de Sergio Lobera, estando como máximo responsable las dos últimas jornadas de la temporada regular y las dos eliminatorias de play off con el resultado que ya todos conocemos. Al comenzar la presente 2014-2015 el club siguió confiando en él  al sentarlo en el  banquillo del filial.
 

Polémico recambio de entrenadores.

Si la destitución de Sergio Lobera fue algo traumática con una afición dividida entre loberistas y antiloberistas, no lo fue menos la situación de Victor Afonso al que buena parte los aficionados veían como el recambio natural para el banquillo del primer equipo. El exdefensa amarillo venía  avalado por una extraordinaria trayectoria en el filial al que había dirigido con éxito durante las últimas cinco temporadas, consiguiendo en la recientemente finalizada 2013-2014 la cuarta posición en la categoría de bronce del fútbol español. 
El club no siguió la escala promocional natural y después de aquello Victor Afonso, que había dejado al equipo en la mejor clasificación de su historia, se sintió puenteado y menospreciado por lo que buscó una salida del club. Además podemos afirmar que no era el único dentro de la Unión Deportiva  que no entendía las preferencias por un Josico, sin apenas experiencia como entrenador, por encima de otros técnicos de la casa.
Ahora a falta de 10 jornadas para finalizar el campeonato se hace cargo del  filial Mingo Oramas que era el responsable del equipo juvenil A. En su contra tiene la falta de experiencia en esa categoría, a su favor que conoce perfectamente una plantilla que en años anteriores pasó por sus manos.
 

Los números de Las Palmas Atlético.

El Grupo II de 2ª División B a priori no debería ser difícil para los platanitos, en ella habitan  otros cinco filiales, siendo Las Palmas Atlético el segundo peor filial en la tabla clasificatoria. El equipo posee además una plantilla de calidad que fue capaz de alzarse a los primeros puestos a finales del primer tercio del campeonato. Pero desde la jornada 13 se ha precipitado en una peligrosa caída libre, hasta que entró en barrena desde la jornada 18 ocupando puesto de promoción de permanencia, la situación ha empeorado recientemente al ocupar ya plaza de descenso directo.
Clasificación Las Palmas Atlético
 
Que Las Palmas Atlético sea el tercer equipo más realizador del grupo no sirve de mucho cuando también es el  cuarto equipo más goleado. Y es que con un bagaje de solo 8 victorias en 28 jornadas no se puede ir muy lejos, ni tampoco obteniendo 10 puntos de los 45 posibles durante los últimos 15 partidos.
Ahora toca salir a jugar fuera contra la SD Leioa, y esperemos que dentro de 10 jornadas, cuando tenga que finalizar el campeonato en San Sebastián contra la Real Sociedad B, aún tenga posibilidades y dependa de sí misma para salvar la categoría.
Le deseamos toda la suerte del mundo a Mingo Oramas  en esta excelente oportunidad que tiene para reivindicar, tal y como ha dicho, que este también es un club de cantera de entrenadores. Confiamos en Mingo, porque un  club de cantera como el nuestro necesita que su filial foguee a sus muchachos como mínimo en 2ªB.

No hay comentarios:

Publicar un comentario